El maratonista etíope que protestó en Rio-2016 no será perseguido, promete Adís Abeba

20160822T184230Z

AFP Olivier Morin

El etíope Feyisa Lilesa cruza la meta del maratón de los Juegos de Rio, el 21 de agosto de 2016

Adís Abeba (AFP) - El gobierno etíope aseguró este lunes que Feyisa Lilesa, el maratonista que protestó en los Juegos Olímpicos de Rio-2016 contra la política de Adís Abeba, no va a ser acosado ni perseguido cuando regrese a su país, indicó la radio estatal Fana.El domingo por la mañana, el maratonista había cruzado la meta cruzando sus brazos por el aire, un gesto utilizado durante las recientes manifestaciones antigobierno violentamente reprimidas en Etiopía.Durante la ceremonia de premiación volvió a repetir su gesto y declaró luego en conferencia de prensa que temía regresar a su país luego de su acto de protesta "contra la actitud del gobierno hacia los Oromo", una de las dos principales etnias del país, que representan casi el 60% de la población, de la que Lilesa forma parte."Lilesa no se va a encontrar con ningún problema por su posición política", aseguró este lunes el portavoz del gobierno, Getachew Reda, citado por Fana."Más allá de que sea imposible (sic; ¿esté prohibido?) expresar un punto de vista político durante los Juegos Olímpicos, la atleta va a ser bien recibida en casa al igual que el resto de los miembros del equipo olímpico etíope", añadió la fuente.En Rio, Feyisa Lilesa había afirmado que tenía "gente cercana encarcelada en el país".